martes, 16 de diciembre de 2014

Mermelada de tomates verdes

Este año he rescatado de la huerta unos cuantos tomates verdes. Los justos para hacer esta mermelada....deliciosa!!!!!! Sin florituras... tomate y azúcar. 

La idea inicial fue prepararla como acompañamiento de carnes y patês, pero cuando vi a mi hijo pequeño, de dos años, untando picos de pan en ella y devorándola, ya supe que igual no llegaba a ser compañera de ningún plato. Menos mal que una es previsora y guardé un bote para futuras ocasiones...

Llegadas estas fechas, es un buen complemento para añadir a esos platos tradicionales y darles una vuelta. Yo tengo algunos en mente, y no creo que me defrauden. Ya os iré contando...

Si os gusta el tomate, no dudéis en prepararla, porque de verdad que está buenísima. Yo siempre envaso al vacío, pero si no queréis, podéis guardarla en la nevera bien cerrado el tarro una vez que haya enfriado. En este caso, tendréis que consumirla pronto para que no se estropee.




Ingredientes
1 kg de tomates verdes
700 gr de azúcar
Zumo de 1 limón
Agar-agar (opcional)


En Thermomix
Escaldar los tomates en agua hirviendo unos minutos para facilitar el pelado.

Trocearlos y echarlos en el vaso junto al zumo del limón. Triturar 4 seg, vel 5. Abrir el vaso y añadir el azúcar. Programar 20 min, 100º, vel 1. Colocar el cestillo encima de la tapa para evitar salpicaduras.

Cuando finalice el tiempo, comprobar la consistencia de la mermelada. Si os gusta más espesa, añadir el agar-agar, pero recordar que la mermelada tiende a espesar cuando se enfría. Programar 4 seg, vel 5.

Embotar en tarros de cristal esterilizados y envasar al vacío.

Método tradicional.
Escaldar los tomates en agua hirviendo unos minutos para facilitar el pelado.

Trocearlos y echarlos en una cazuela junto al zumo del limón y el azúcar. Poner a fuego medio y remover de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo. Id comprobando la consistencia y os gusta más espesa, añadir el agar-agar, pero recordar que la mermelada tiende a espesar cuando se enfría. Dejar cocer unos minutos bien, removiendo constantemente para que se mezclen bien todos los ingredientes.

Pasar por la batidora y embotar en tarros de cristal esterilizados y envasar al vacío.



viernes, 12 de diciembre de 2014

Turrón relleno de dulce de leche


Ahora sí que sí.... ya estamos en modo Navidad. Y para celebrarlo nos hemos puesto manos a la obra y he preparado unos cuantos turrones. De chocolate crujiente, de conguitos y lacasitos y este que os dejo por aquí relleno de dulce de leche.

Isa Reina con su reto Cocinamos con Reina, pretendía llenar la red de turrones... de muchos y muy variados turrones, y lo está consiguiendo!!!!! Así que ahí va mi aportación con este sencillo, pero delicioso turrón.

Sólo vais a necesitar un molde rectangular para darle forma al lingote, el resto no tiene ningún misterio. La manteca que yo uso es la de cerdo ibérico de El Pozo y me va muy bien. Y el dulce de leche lo podéis hacer vosotros mismos cociendo al baño maría, en una olla, una lata de leche condensada o, si lo preferís, compráis el que más os guste y listo. Eso sí, cuidado no os pase como a mí, que soy incapaz de dejar de comerlo a cucharadas cada vez que tengo un bote abierto en la nevera!!!

                       





Ingredientes
130 gr de chocolate negro
150 gr de chocolate con leche
60 gr de manteca de cerdo
Dulce de leche (al gusto)


En un recipiente al baño maría, colocar el chocolate troceado y la manteca de cerdo. Remover de vez en cuando para mezclar bien y que quede una mezcla homogénea.

En un molde rectangular (tipo plum cake, tupper) echáis un poco de la mezcla de chocolate derretida hasta cubrir la base. Meter en el frigorífico hasta que endurezca. Una vez frío, echar un par de cucharadas de dulce de leche (esto ya va en gustos) y cubrir con el resto del chocolate (si se ha endurecido, ponerle un poco al calor para que quede líquido otra vez). Meter de nuevo en el frigorífico al menos durante 2-3 horas.

Desmoldar y ya lo tenéis listo para comer...


Aquí podéis encontrar muchas más variedades de turrón hecho en casa. No os las perdáis!!!



miércoles, 10 de diciembre de 2014

Emparedados de #jamonTS

Este mes en La cocina Typical Spanish ha habido unas cuantas novedades, pero sin duda alguna, la más llamativa ha sido la de la aparición de la figura anfitriona. Julia, del blog Julia y sus recetas, ha inaugurado esta iniciativa y lo ha hecho por todo lo alto. Con un ingrediente muy typical. En realidad, lo ha hecho con el ingrediente Typical por excelencia…. El jamón serrano!!!!




Yo he rescatado de la memoria unos emparedados que comía hace algunos años ya. La receta exacta no la tengo, pero he intentado recrearlos lo más parecido posible. Dedicada a ella, Jose, una gran mujer de la que guardo muy buenos recuerdos. Por los buenos momentos que pasé con ellos, por lo bien que me trataron, por lo buena persona que es…. además de una grandísima cocinera!!!! Gracias a ella y a Rosario, su hermana, mi amor por la cocina comenzó entre los fogones de aquella cocina en Casasola. Para ellas va esta entrada. Con todo mi cariño. No sé si lo leerás, pero si lo haces, quiero que sepas que os recuerdo con mucho cariño y que fueron unos buenos años..... Gracias por todos ellos!!!.

Y vamos ya con la receta. Que en las entradas del TS siempre me pongo ñoña….


 




Ingredientes
8 rebanadas de pan de molde (o pan del día anterior, lo que prefiráis)
8 lonchas de jamón ibérico
Mantequilla
Leche
Huevo batido


Untar las rebanadas de pan por uno de los lados con mantequilla. Sobre cuatro de ellas, y por el lado de la mantequilla, colocar dos lonchas de jamón en cada una. Cerrar con las otras cuatro y reservar.

En una fuente echar leche y empapar los emparedados por ambas caras. En otra fuente amplia, poner un paño y colocar encima los emparedados. Cubrir con el resto del paño y colocar encima algo con peso (yo bricks de leche) y dejarlos escurriendo una media hora; así evitaremos que queden demasiado blandos al freirlos.

Cortar cada rebanada en dos o cuatro trozos y pasar por huevo batido. Freir en abundante aceite caliente y colocar sobre papel absorbente para que suelten el exceso de aceite.




No dejéis de visitar el TS de hoy.... seguro que más de una receta nos sorprende!! Aquí podéis verlas todas.


viernes, 5 de diciembre de 2014

Bundt de chocolate y calabacín

Otro para la colección. Y, desde que tengo  mi molde bundt de Nordic Ware, no he vuelto a hacer un bizcocho en molde normal. La jugosidad y textura de estos bizcochos es espectacular, así que estoy totalmente rendida ante ellos.




Esta vez le ha tocado el turno al famoso bizcocho de calabacín y chocolate. De esta manera, los niños comen verdura sin protestar. Y no veáis de qué manera!!! Vamos, que ha durado dos días contados. Una fuente de vitaminas…vaaaale, y también de calorías, pero parece que el cargo de conciencia es menor…


Para los amantes del chocolate!!! Ideal para el desayuno, la merienda o como postre de una comida informal…






Ingredientes
300 g de calabacín
125 ml de aceite de girasol, o aceite de oliva virgen extra de sabor suave
200 g de azúcar
250 g de harina
50 g de cacao puro en polvo (yo usoValor)
1 cucharadita de levadura química 
1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
1 pizca de sal 


Precalentamos el horno a 180 º C.

Preparamos un molde bundt untándolo con aceite.

Trituramos el calabacín, lavado y pelado. Podemos triturarlo en una picadora, o en la Thermomix, 5 segudos a velocidad 5.

Mezclamos todos los ingredientes del bizcocho en un bol amplio. Queda una pasta de aspecto un poco extraño, como granulada, pero no os preocupéis, es normal.. Si lo hacemos en Thermomix, ponemos todos los ingredientes en el vaso, y mezclamos 30 segundos a velocidad 3.

Vertemos la masa en el molde que habíamos preparado previamente, y horneamos unos 30 minutos. Pinchamos con un palito, y si sale limpio está listo. Recordad que cada horno es un mundo….

Sacamos, y dejamos enfriar 10 minutos sobre una rejilla antes de desmoldar.




lunes, 1 de diciembre de 2014

Almejas y berberechos en salsa americana

Puro vicio. Me dan almejas y berberechos y es empezar a comer y no saber cuando parar. Si encima los acompaña una salsa de esas de "toma pan y moja".... ya no digo más. Estoy perdida.....del todo!!!!

Nada como un buen pedazo de pan para acompañar este plato.... y manos a la obra... o al plato!!!! Y tranquilos, que las almejas y los berberechos no engordan, así que podéis comer toooodos las que queráis. Son ricos en calcio, tienen un alto contenido en hierro, refuerzan el sistema inmunológico, son ricos en proteínas y tienen un bajo contenido en grasas. Con todo esto... quien puede resistirse a ellas?

Yo por si acaso, me voy a preparar un buen plato de estos que huelen que alimentan!!! 






Ingredientes
500 gr de berberechos
1 kg de almejas
Media cebolleta
1 cucharada de harina
Aceite de oliva 
2 dientes de ajo 
1 vasito de vino blanco 
1 vaso de agua 
1 cucharada de tomate frito 
Perejil picado 
Comino molido 


Limpiar bien las almejas y los berberechos en agua junto con un buen chorreón de vinagre para que suelten la tierra. 

En un mortero majamos los ajos junto con el perejil e incorporamos el vaso de vino blanco. Removemos y reservamos. 

Ponemos un buen chorro de aceite de oliva en una sartén. pochamos la cebolleta picada junto con una pizca de sal. Dejamos sofreír durante 5 minutos y a continuación agregamos la harina. Removemos, incorporamos el majado de ajo y perejil, el agua y el tomate frito.Bajamos el fuego y lo dejamos cocinar, a fuego medio, durante 5 minutos más. 

Añadiremos las almejas y los berberechos ya limpios y escurridos. Espolvoreamos con una pizca de comino molido y dejaremos a fuego suave que se abran las almejas y los berberechos y cojan sabor. Retiramos del fuego y servimos caliente.

Bon Àppetit






martes, 25 de noviembre de 2014

Volovanes diplomáticos con frutos rojos. Reto "Alfabeto Dulce"

Diplomáticos o no.... estaban buenísimos. 

Cuando este verano recogí las frambuesas y grosellas de la huerta, tenía claro que iban a terminar siendo mermelada. ¡¡¡Lo que no esperaba es que fuese a quedar tan rica!!! Vamos, que es empezar a comerla a cucharadas y no saber cuando parar.... Pero, el caso es que, acabas cansándote de comerla siempre en tostadas. Que no digo yo que no esté buena, que no.... que está buenísima, en una tostadita de pan untada con un poquito de mantequilla y con un buen pegotón de mermelada... pero, yo le tenía en mente otra finalidad. Y el impulso me lo ha dado Ana de Cook the cake con su reto "Alfabeto dulce", con el ingrediente del mes que es la fruta. 




He combinado la mermelada..... casera, por supuesto, con crema diplomática y el hojaldre de los volovanes. El resultado...... un postre espectacular!!!! 

Y os preguntaréis.... ¿qué es eso de la crema diplomática? Yo también me lo pregunté cuando lo leí por primera vez.... El caso es que yo sabía lo que era pero no que se llamara así..... No es más que la mezcla de la crema pastelera con la crema chantilly, que no es otra cosa que nata montada con aroma de vainilla. Ya os digo... espectacular.... y superhipermegacalórica!!!!!!

Vayamos por partes, porque esta receta se las trae.... Los volovanes los compré. Tamaño grande, y no los hice caseros también por falta de tiempo, pero que sepáis que quedan muy ricos si los hacéis en casa....




La mermelada.... como ya os he dicho antes, casera 100%. Desde las frambuesas y las grosellas hasta el envasado. Trabajosa, pero merece la pena. Ahora a disfrutar de ella hasta el verano que viene... aunque dudo yo que vaya a durar tanto.




Mermelada de frutos rojos
Ingredientes 
500 gr de frambuesas 
500 gr de grosellas
1 limón pelado y sin piel blanca y pepitas
700 gr de azúcar
1 cucharada de agar-agar

En Thermomix
Lavamos bien las frutas y las ponemos en el vaso. Añadimos el limón troceado y programamos 10 seg., vel progresiva 5-10. Añadimos el azúcar y el agar-agar y programamos 30 min, 100º, vel 2. Colocamos el cestillo encima de la tapa para evitar salpicaduras. Cuando termine el tiempo, dejamos enfriar completamente antes de usar.

Modo tradicional. 
Lavamos las frutas y las ponemos en una cazuela amplia. Añadimos el limón exprimido, el  azúcar y el agar-agar. Batimos con ayuda de una batidora. Ponemos al fuego hasta que veamos que va tomando cuerpo. Daros cuenta de que cuando enfríe espesará un poco más. Mover de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo. 





Volovanes rellenos de crema diplomática y mermelada de frutos rojos
Ingredientes
12 Volovanes grandes 
Para la crema pastelera
500ml de leche
3 yemas de huevo
40 gr de Maicena
100 gr de azúcar
1 cucharadita de pasta de vainilla (yo Home Chef)
Piel de 1 limón
Para la crema chantilly
400 ml de nata para montar (35% MG)
90 gr de azúcar glas
Esencia de vainilla

Preparamos la crema pastelera. Poner la leche a calentar en un cazo, menos un vaso que reservaremos para desleir la Maicena, junto con la vainilla y la piel del limón. Mezclar en un cuenco a parte las yemas, el azúcar y el vaso de leche con la Maicena. Cuando la leche esté caliente, pero sin que llegue a hervir, retiramos la piel del limón y añadimos la mezcla de huevos y azúcar sin dejar de remover. Cocemos a fuego lento hasta que la crema espese.  Retirar del fuego y cubrir con film transparente tocando la crema para evitar que se forme costra. Dejamos enfriar completamente. 

Preparamos la crema chantilly. Verter la nata, muy fría, en un recipiente, también frío a ser posible, pues esto facilitará el montado de la nata y empezar a batir con unas varillas eléctricas. Pasados unos segundos, añadir unas gotas de esencia de vainilla y seguir batiendo. Cuando vaya cogiendo cuerpo, ir añadiendo el azúcar glas de poco en poco, para evitar que se baje la nata. Dejar de batir cuando hayamos incorporado todo el azúcar. Si batimos demasiado corremos el riesgo de convertir la nata en mantequilla.

Ahora vamos a preparar la crema diplomática. Si la crema pastelera ha quedado muy espesa, pasarla unos minutos por la batidora para suavizarla.

Ir añadiendo la crema pastelera poco a poco a la nata montada con movimientos envolventes para evitar que esta se baje. Podéis añadir más o menos cantidad de crema pastelera, según gustos. Yo mezclé toda la crema pastelera que me salió con estas cantidades y toda la nata. Total, casi un kilo de crema!!!

Una vez lista la crema diplomática, rellenar los volovanes con cucharadas de crema y en el centro, con ayuda de una manga pastelera rellenar con la mermelada de frutos rojos.

Bon Âppetit




sábado, 22 de noviembre de 2014

Lasaña de berenjenas

Un nuevo reto. Un reto con "Color y sabor de temporada". Y la verdad es que me ha encantado participar en él. Este mes la elección del ingrediente principal estaba complicada, porque tanto las frutas como las verduras eran de mi agrado, pero al final me decidí por el salado.

Berenjenas. La "Hierba mora" que es cómo se la denominó en la Edad Media cuando este fruto llegó a Europa a través de la España musulmana, aunque su cultivo es antiquísimo. Allá por el año 2000 a. C. ya la cultivaban en el sudeste asiático.

Podemos cocinar la berenjenas de muchas formas. Asadas, a la plancha, rellenas, rebozadas, en puré. Yo esta vez he combinado la berenjena con unas láminas de pasta y tomate y queso, formando una lasaña baja en calorías, ya que las pocas grasas que tiene la llevan los quesos, y estos podéis variarlos o disminuir su cantidad y así no os excedéis en el número de calorías. Os recomiendo al 100% este plato, es fácil, rápido y además está muy rico.

Si os atrevéis a prepararlo me lo contáis!!!!






Ingredientes
1 brerenjena
8 láminas de lasaña
Queso mozzarella fresco
Queso Parmesano rallado
Para la salsa de tomate
800 gr de tomate triturado
1 cucharada de azúcar
1 cucharadita de sal
1 cebolleta
50 ml de aceite de oliva

En Thermomix
Lavamos y partimos en rodajas la berenjena. La colocamos en el varoma y reservamos.

Echamos la cebolla en el vaso y la trituramos 4 seg., vel. 4. Echamos el aceite y sofreímos 8 min, 100º Vel 1. Terminado el tiempo, echamos el tomate, la sal y el azúcar. Cerramos el vaso y colocamos el varoma encima. Programamos 20 min, Varoma, vel. 1.

Mientras tanto, cocemos en abundante agua con sal las láminas de pasta. Una vez cocidas, las dejamos escurrir sobre papel absorbente.

Finalizado el tiempo de la Thermomix, retiramos el Varoma y montamos la lasaña.

En una fuente engrasada, apta para el horno, colocamos una capa de pasta para lasaña y encima unas rodajas de berenjena. Cubrimos con queso de mozzarella y queso parmesano. Regamos con salsa de tomate y encima repetimos, otra capa de berenjena, queso y tomate. Cubrimos con otra lámina de pasta y tomate frito. Espolvoreamos con queso parmesano rallado y metemos al horno a gratinar unos 15 minutos.

Método tradicional.
Cortamos la berenjena y la asamos en el horno durante 20 min a 180º.

Preparamos la salsa de tomate. Rehogamos la cebolla. Cuando esté dorada incorporamos el tomate triturado, la sal y el azúcar y cocinamos a fuego lento unos 30 min.


El resto es igual que en Thermomix.





Hasta el próximo mes con un nuevo reto de "Color y sabor de temporada". Yo, me quedo por aquí esperando el nuevo ingrediente...